miércoles, 10 de junio de 2015

STALIN (1/2)



Este texto trata sobre la figura de Stalin de manera concisa, como persona clave en el sistema soviético. Esta parte va desde su ascenso a Secretario hasta 1937.

Las distintas palancas del poder de Stalin le permitieron situarse por encima del partido e incluso progresivamente por encima del politburó. La acumulación de cargos y su utilización le posibilitaron llegar a tener mayor poder que ningún otro bolchevique pudiendo influir en la administración del personal y tener gran cantidad de información sobre asuntos del partido.
Tenemos La Secretaria General, que se  divide en dos partes: Organización y Destino, que se encarga de la elección y el reparto de cuadros y que en definitiva establece la lista de puestos en el Estado, y Organización e Instrucción. Stalin lleva un sistema secreto de documentos entre la correspondencia de altos cargos. Está clasificada de la A a la K. En ella se encuentran documentos del Politburó, del Buro y del Secretariado.
Poco a poco el partido se va subordinando al aparato en el que el secretariado decide qué ha de ser sometido al Politburó. Lazar Kaganovitch por su parte controla la composición del aparato, del gobierno, del ejército y de la GPU a través de la sección de organización del Secretariado. Lazar confecciona extensas listas y examinaba  los nombres antes de colocarlos en sus cargos. De esta forma, Stalin y él mantendrían un control sobre el partido pudiendo llenar los órganos fundamentales con gente de confianza.
Kaganovitch presenta sus propuestas a Stalin, y de esta forma, el secretariado llegará a elegir al 83% de los delegados en el XII Congreso del Partido, aunque todavía su control no es absoluto.
Stalin era el único hombre perteneciente al Politburó, al Buro de organización y al Secretariado.
El 19 de marzo de 1926, Stalin reemplaza el buró del secretariado por la Sección Secreta al cargo de Tovstuja. Stalin nombra a los miembros de esta sección y que está en estrecho contacto con la GPU. Esta sección posee archivos, comunicaciones, nombres, anotaciones, etc. solo un pequeño grupo de personas tiene acceso a ellos, entre los que se encuentra Stalin. Pasará a llamarse “Sección Especial” del Comité Central. Esta sección tenía oficinas por toda la Unión con información confidencial que transmitían al Kremlin.
Stalin también se situará a la cabeza de la Inspección obrera y campesina, cuyo objetivo era controlar las distintas ramas de la administración, este órgano será criticado duramente por Lenin. Que en vez de controlar a la burocracia, se convertirá en su semillero.
En la Comisión de Control (de 1921), encargada de limpiar el aparato de arribistas, se encontrarán fieles de Stalin (Aron Soltz, Chkiriatov, y Kuibishev, en estrecho contacto con él).
A través del Buró de Organización, del que Stalin era miembro, se encarga del modo y de las personas para llevar a cabo las resoluciones del Politburó.

Tras la formación de la Troika (Zinoviev, Kamenev, Stalin) para dirigir el país, Zinoviev se dará cuenta de que la troika no está en pie de igualdad: “no hay troika, hay una dictadura de Stalin”.
“El secretariado del comité central objetivamente lo decide todo” (Bujarin).
Con la llamada Promoción Lenin (aunque ajena al pensamiento de éste), las puertas del partido se abren de par en par y se adhieren doscientos cuarenta mil miembros, la mayoría con escasa formación, sin experiencia y con “una actitud servil” según María Joffe, esposa del bolchevique Adolf Joffe. Resulta ser una forma efectiva de combatir a la oposición, que no puede ni por asomo realizar tales maniobras burocráticas. Esta afiliación masiva granjea una masa de personas sin convicciones políticas susceptibles de ser manipulables.

Se formará el llamado “Septeto”, que está formado por seis miembros del Politburó (Stalin, Zinoviev, Kamenev, Bujarin, Rikov, Tomsky más Kuibishev, presidente de la Comisión de Control) y se encargaba de preparar la reunión oficial del día siguiente. Con la troika dirigente empieza a desarrollarse una campaña contra Trotsky (principal rival), desde entonces comienzan a aparecer publicaciones como “leninismo o trotskismo” en los que se rescatan las antiguas disputas entre Lenin y Trotsky en los años 1904-1917, disputas que ya caducaron y que no tendrían más que un interés histórico. Inventando el trotskismo, Stalin lo rellenara de contenido y se lo imputará posteriormente a los cuadros que quiera liquidar.
Se lleva a cabo la falsificación de la resolución del comité central del 10 de octubre de 1917: en vez de “formar un buró para la dirección de los días venideros tras la insurrección” se modifica por “formar un buró para la insurrección”. De esta forma Zinoviev y Kamenev pasan a ser “dirigentes” de la insurrección.
A su vez Stalin revisa en 1924 sus “Cuestiones del Leninismo” en las que afirma, en contraposición en lo que pensaba hasta entonces, que es posible la construcción del socialismo en un solo país y que se cuenta con todo lo necesario. Así Stalin se convierte en el representante de la nueva burocracia soviética que ansía estabilidad independientemente de los principios teóricos del socialismo.
“No ha llegado el momento de excluir a Trotsky, seria mal entendido en el partido y en el país” (A. Andreiev, Recuerdos, cartas, p155), afirma Stalin respecto al Politburó.
“Las propuestas de Stalin se adoptan con mayor frecuencia que las de otros. ¿A qué se debe? Se debe a que el camarada Stalin (…) tiene el aparato en sus manos” Voroshilov (Acta mecanografiada del XIV Congreso).
 “Stalin cambia de teoría según la identidad de la persona que debe ser eliminada (…) Ahora ha cedido para estrangularnos mejor (…). Y nos estrangulará (…). Lo único que desea es mantener el poder. Al ceder ante nosotros, se ha quedado al volante y en consecuencia nos aplastará” Bujarin (Revista Voprossy Istorii, 1991).

Durante la colectivización agraria forzosa se mandan a Siberia y Kazajistán a 1.800.000 campesinos. Se combina el terror y los trabajos forzados. La GPU juega un papel fundamental, así, el 5 de noviembre de 1930 se disuelven todos los comisariados del Interior en todas las Repúblicas y se dan plenos poderes policiales a la GPU.
En 1929 se producen 1.3000 motines campesinos. En 1930 se producen otros 2.200 motines con una participación de 800.000 campesinos.
 Todos estos motines provocan y obligan al gobierno a hacer una pausa. En el artículo de Stalin “El vértigo del éxito” echa la culpa a los cuadros medios de cometer exageraciones en la colectivización. “Stalin se había golpeado la frente contra un muro sin poder romperlo y se vio obligado a retroceder; pero al hacerlo cargó la culpa a los demás, que lo pagaron muy caro” (Kruschev).
“Ahora se acusa  a las escalas inferiores de cometer todas las exageraciones, obligándolas a excusarse ante los campesinos, mientras que el camarada Stalin les obligaba a hacer todo lo contrario” se queja un militante.
El 7 de abril de 1930 se crea el GULAG (campos de trabajo correctivos), retomando las tradiciones de la Rusia zarista, en donde se empleaba una masiva mano de obra forzada  para extraer mineral en Siberia, construir ciudadelas, etc.

Dentro del Politburó existe un grupo informal dirigente que se reúne de forma clandestina. “Siempre hubo un grupo dirigente en el Politburó” (Molotov). Este grupo se reúne en el Kremlin, en el antiguo apartamento de Clara Zetkin.
“El Politburó es una ficción. De hecho, todo lo decide a sus espaldas un reducido grupo, que se reúne en el Kremlin, formado por Stalin, Molotov, Kaganovitch, Mikoyan y Ordzhonokidze (…) Considero anormal una situación en la que un grupo determinado decide previamente una serie de decisiones del Politburó” (Palabras de Syrtsov, presidente del Consejo de comisarios del pueblo, ante el Politburó).

Tras retomar el proceso de colectivización forzada, en julio de 1930 Stalin coloca como jefe de la Sección secreta del Comité Central (anteriormente dirigida por Tovstuja) a Alexandr Poskrebychev. Esta sección tiene una gran importancia como gestión de los secretariados del Buró de organización y del Politburó. Así, entre Stalin y él, se decide el desarrollo de las sesiones en el Politburó, que entonces se reunía frecuentemente.

Desde 1928, se detiene y se fusila al gobierno de la Republica de Crimea y a  la dirección de numerosos partidos comunistas como en Bielorrusia, Ucrania (suicidio de Mykola Skrypnyk) o más tarde de Polonia. No hay juicios públicos a menos de conseguir las confesiones oportunas.
En julio de 1928 se celebra el VI Congreso de la Komintern, allí se decide que la socialdemocracia es hermana gemela del fascismo y principal enemigo (el llamado “Tercer Periodo”). En Alemania advierten: “que el árbol del nazismo no os impida ver el bosque socialdemócrata”. Trotsky desde el exilio propone un Frente Único para frenar a Hitler “la propuesta fascista de Trotsky es una unión del PC y la socialdemocracia alemana” dice Muzenberg. 

En agosto de 1932 se implanta la ley de protección de la propiedad socialista (la “ley de las cinco espigas”). En Rusia se detiene a 54.645 personas, se condenan a muerte a 2.210, pero no se ejecutan ni a mil. En Chechenia se anulan 48 de las 50 condenas a muerte. Casi el 80% de los condenados son campesinos. Stalin amenaza con castigar a los jueces si les tiembla el pulso.
Los procedimientos de colectivización amenazan con la hambruna “Aunque haya una cosecha normal, Ucrania está condenada el hambre” escribe el futuro general Mate Zalka en su diario. En Zaporojie (Ucrania), se fusilan a 14 de 16 cuadros enjuiciados por querer dejar más trigo al koljoz (I. Naumenko, Como se ha juzgado al comité de distrito”).
Martemyan Riutin, funcionario del Partido Comunista, junto con otros allegados, pretender fundar la Unión de marxistas-leninistas. Denuncia por escrito la dictadura personal de Stalin, que “ocupa la cumbre de un aparato cien veces más poderoso y ramificado que el aparato de cualquier Estado burgués (…) que ha cumplido objetivamente el papel de traidor a la revolución socialista”. Proponen depurar el partido y reformar el sistema (eliminando el sistema de nombramientos de cuadros, reestructurando la GPU…).
La GPU detiene al grupo y los expulsa del partido, pero no los ejecuta (lo hará más tarde). Zinoviev y Kamenev conocían el texto de Riutin pero no lo denunciaron, esta complicidad pasiva se convertirá en activa durante los Procesos de Moscú.
La GPU detiene a otro grupo acusado de “oportunismo de derechas” (Alexandr Smirnov, Eismont), en realidad ese grupo consistía en simples conversaciones criticas mientras se bebía alcohol. Postychev advierte “Para nosotros, una cosa esta clara: apartar quiere decir matar. Apartar es matar. Para mí, cuando se habla de apartar se significa matar” (Izvestia, 1990).

En febrero de 1932, a través de la dirección única por parte del director de fábrica (anteriormente existía la triada partido-sindicato-fabrica), el director decide soberanamente si el obrero puede o no dejar su empleo.
También se reestablece el pasaporte interior, rechazado por Lenin en su día.
Asimismo, se elimina el Partmaximun, que limitaba el sueldo de los funcionarios.

En una carta, Turar Ryskulov (ejecutado durante la Gran Purga), dirigente del PC en Kazajstán expone la situación: 30.000 personas del distrito de Balkach (la mitad), la mitad de personas en Karat y más de 32.000 personas en Karkalin han muerto.
Molotov advierte, “Nos encontramos, en efecto, ante el fantasma del hambre y especialmente en los ricos distritos productores de cereales”.
Terejov, secretario general en Járkov llama a Stalin y le informa de la hambruna en Ucrania, Stalin le responde, “eres un cuentista, pues nos has contado un bonito cuento sobre el hambre”, Terejov será destituido y posteriormente enviado al gulag.
Stanislav Kossior (ejecutado en la Gran Purga), secretario general del Partido Comunista de Ucrania, escribe a Stalin: “Según datos de la GPU, 103 distritos de Ucrania están asolados por el hambre”.
En 1933, la GPU detiene a 219.460 fugitivos, procesa a 32.872 y devuelve a su lugar a 186.588.
El novelista Mijaíl Shólojov escribe a Stalin sobre la desastrosa situación en su región y enumera métodos de tortura para obtener el trigo de los campesinos. Stalin le responde que se trata sabotaje de los campesinos y de  “una guerra tranquila contra el poder soviético. Una guerra de usura” (JJ. Marie, Stalin).
El escritor Alexander Avdeenko recordará el contraste entre los campesinos hambrientos en las vías pidiendo pan y la gran variedad gastronómica que disfrutaban él y los más privilegiados (JJ. Marie, Stalin). En total, 7 millones de campesinos fallecen en la URSS, 4 de ellos en Ucrania.

En el XVII Congreso del Partido se pone en evidencia la victoria sobre los campesinos hostiles y el triunfo sobre grupos “antileninistas”, “desviacionistas de derechas” etc. en este congreso estaban quienes apoyaron a Stalin contra Trotsky y más tarde contra Bujarin, conocen las luchas internas en el partido y su historia, gracias a ellos Stalin ha conseguido su distinguida posición. Son por tanto, peligrosos para Stalin, que no se fiaba de ellos y engendraban una política de clientelismo.
Kírov, por su parte se había negado a seguir las órdenes de Stalin de trasladarse a Moscú. Dos tercios del personal de este congreso serán liquidados más tarde.
Tras el asesinato de Kírov, Stalin decide utilizarlo para emprender una serie de purgas: procesa y fusila a trece “zinovievistas” en Leningrado, manda al exilio a 65 miembros del Partido y a prisión a otros 19 en Moscú.
Poco a poco las reuniones del Politburó disminuyen: 94 en 1931, 20 en 1935, 9 en 1936 y 2 en 1939. En realidad, el despacho de Stalin es la sede del poder y  se reúne con quien interesa para tomar las decisiones después transmitidas al Politburó por consulta escrita o llamada telefónica, apenas hay debate. El Politburó se convertirá en un mecanismo de inscribir proposiciones votadas por consulta rápida.  En 1934 se permite deportar sin juicio a cualquier persona considerada peligrosa. En 1935 la pena de muerte se extiende a partir de los doce años.
El periodista Roy Howard le pregunta en una entrevista sobre sus planes de revolución mundial: “





Por ejemplo, nuestro país quería hacer una revolución y lo hizo, y ahora estamos construyendo una nueva sociedad, sin clases.
Pero afirmar que queremos hacer una revolución en otros países, para interferir en sus vidas, significa decir lo que no es cierto, y lo que nunca hemos defendido”  (https://www.marxists.org/reference/archive/stalin/works/1936/03/01.htm)

Además, se aprobará una ley prohibiendo el aborto, esta ley, probablemente, derive de la necesidad de aumentar la natalidad tras la hambruna de 1932-3. Se establecen subvenciones, sobre todo con el séptimo hijo.
En junio de 1936, Iagoda y Vichinsky llevan a Stalin una lista con 82 acusados de pertenencia a organización terrorista. Entre los acusados están Kamenev y Zinoviev.
Otro acusado es Lazar Chatzkin secretario general de las juventudes comunistas hasta 1922. Se queja en  una carta a Stalin denunciando las presiones: “Te obligaremos a confesar que eres un terrorista y ya lo negarás cuando estés en el otro mundo” “O firmas o te fusilamos sin  juicio” le dice el instructor mostrándole el documento con confesiones prefabricadas que debe firmar  (Izvestia 1989; JJMarie Stalin).
En agosto de 1936 se inicia el Primer Proceso de Moscú. Hay 16 acusados Se procesa principalmente a Kamenev, Zinoviev, Smirnov y comunistas alemanes emigrados a la URSS. Son condenados por intento de asesinato a personalidades del partido y asesinato de Kírov, todos fusilados. Las pruebas se basan en confesiones (falsas) que preparan los posteriores procesos al citar cómplices como Bujarin o Tomsky. Este último se entera de que los acusados le han citado y se suicida.

Stalin desconfía de Iagoda y lo sustituirá por Yezhov: “Es una decisión sabia, notable” afirma Kaganovitch. Bujarin, satisfecho,  piensa ingenuamente que “Este no se dedicará a las falsificaciones”. Su nombramiento sirve para convertir los antiguos grupos de oponentes en grupos terroristas al servicio del extranjero.
En noviembre se inicia otro proceso contra el sabotaje en Novosibirsk. Sergo Ordzhonikidze se queja: “No son saboteadores, sino buenas personas (…) nuestros camaradas, que están entera y totalmente a favor del poder soviético” (JJMarie, Stalin).También defenderá a otros acusados en las fábricas, Stalin tomará represalias ante esta actitud y Sergo acabará suicidándose.

domingo, 7 de junio de 2015

TROTSKY (1/2)



En ese texto se da a conocer la vida de León Trotsky  de manera resumida y concisa como figura revolucionaria que jugó un destacado papel como presidente del soviet de San Petersburgo en 1905, organizador de la Revolución de Octubre en el Comité Militar, Comisario de Asuntos Exteriores, Comisario de Guerra (arquitecto del Ejército Rojo), y más tarde como oposición marxista a las políticas del PCUS y a sus métodos y estructura. Esta primera parte va desde 1904 a 1928 (exilio).

Trotsky, más joven e inexperto que Lenin, estará durante unos cuantos años contrario a los métodos de organización leninistas, rechazaba la centralización y el centralismo.  En 1904 pública un panfleto Informe de la delegación siberiana, en el que acusa a Lenin de querer instaurar su dictadura e intimidar a sus oponentes. Redactará otro artículo, Nuestras tareas políticas, de 1904 en el que acusa al partido de Lenin de pensar por el proletariado, de sustituirlo políticamente. Según él, la organización del partido es sustituida por el comité central que a su vez es sustituida por el dictador (el secretario general). Esto deriva de su interés a toda costa de  mantener la unidad en el partido y evitar la escisión entre mencheviques y bolcheviques.
Trotsky escribe otro artículo denunciando a la burguesía liberal, a la que no apoya. Para él, la clase obrera tiene que aliarse con el campesinado. De esta manera rompe con los mencheviques respecto a la cuestión de la burguesía.
En 1905 el periodo menchevique de Trotsky finaliza, ya en esa época denunciaba la incapacidad de la burguesía para llevar a cabo la revolución democrática, y que esa tarea en los países atrasados corresponde al proletariado a través de la llamada “Revolución Permanente”, desde entonces se mantendrá al margen de las dos fracciones hasta su ingreso en el Partido Bolchevique.
En 1905 Trotsky es elegido presidente del soviet de Petrogrado con 300 votos. El bolchevique Lunacharsky escribe en 1923: “entre todos los dirigentes socialdemócratas de 1905-6 Trotsky se mostró mejor preparado (…) Salió de la revolución con una enorme popularidad”.
Trotsky actuó sin una fracción determinada, apoyándose en los mencheviques de izquierda y los bolcheviques conciliadores.
No está de acuerdo con ninguna de las dos corrientes; critica a los mencheviques por su alianza con la burguesía liberal y a los bolcheviques por su centralismo. Se muestra a favor de la unidad en el partido socialdemócrata y critica a Lenin: “en estos momentos, todo el leninismo se funda en la mentira y la falsificación y lleva en sí los gérmenes de su propia descomposición” (carta de 1913). Propone de unificación de los obreros socialdemócratas de todas las tendencias. Lenin le responde: “Trotsky carece de fisonomía y jamás la ha tenido, se dedica a ir y venir entre los liberales y los marxistas y a lanzar consignas efectistas y frases huecas”.
Más tarde Trotsky reconocería: “políticamente, yo difería de los mencheviques en todas las cuestiones fundamentales. También difería de los bolcheviques ultraizquierdistas, de los miembros del grupo Vperiod. En la tendencia política general, me encontraba mucho más cerca de los bolcheviques. Pero estaba contra el régimen leninista porque todavía no había aprendido a comprender que a fin de realizar la meta revolucionaria, es indispensable un partido centralizado, firmemente unido (…) Estaba enfermo de conciliacionismo hacia el menchevismo, y de una actitud desconfiada hacia el centralismo leninista” (En defensa del marxismo).
En 1914, tanto Lenin como Trotsky coinciden en la necesidad de una tercera internacional, sin embargo Trotsky rechaza la idea de Lenin de transformar la guerra imperialista en guerra civil debido a las malas condiciones en la que se encontraría una revolución nacida de la guerra y la derrota (rechaza la idea del derrotismo). Propone la lucha por la paz y el cese de hostilidades, pacifismo rechazado por Lenin. Además, al igual que Rosa Luxemburgo y Karl Liebneck, difiere con Lenin respecto a los partidos socialdemócratas, que quiere reconquistarlos y depurarlos de social patriotas.
Poco a poco va cambiado sus posiciones: “Trotsky evoluciona poco a poco hacia la izquierda” sin embargo “no ha pronunciado la palabra decisiva(a favor de la escisión). Por eso no nos entendemos con él”, dirá Lenin.
El menchevique Sujanov dice: “aunque Trotsky todavía no se había adherido al Partido Bolchevique, ya circulaban rumores de que era peor que Lenin”.
Tras su regreso a Petrogrado en mayo de 1917 desde el exilio, se mostró ya contrario a la unificación y estuvo en condiciones de unirse a los bolcheviques. “Formalmente no era militante de nuestro partido, pero en la practica desde el primer día de su llegada de América trabajó constantemente dentro de él (…) después de su primer discurso en el Soviet todos le consideramos uno de los dirigentes de nuestro partido” (Raskolnikov, 1923).

Pero su unión se retrasó unos meses debido al interés de él y Lenin de que entrase en el partido junto con el Comité Interdistrital, que era un grupo de Petrogrado afín pero independiente en el que se encontraban hombres como Uritsky, Adolf Joffe, Riazanov, Lunacharsky o Dimitri Manuilsky.
En una carta de Trotsky dirigida al Gobierno Provisional tras las Jornadas de Julio, escribe: “Coincido con las principales tesis de Lenin, Zinoviev y Kámenev (…) El hecho de que yo no esté conectado a Pravda y no sea miembro del Partido Bolchevique no se debe a diferencias políticas, sino a ciertas circunstancias de la historia de nuestro partido que han perdido ahora toda importancia”
Finalmente se une a los bolcheviques en el VI Congreso (julio) en el que es elegido miembro del comité central.
Se debate la cuestión sobre el boicot al preparlamento tras la caída del zar, Lenin dice: “Hay que boicotear el preparlamento (…) Hay que llamarlos a la lucha (…) Trotsky estaba por el boicot. ¡Bravo, camarada Trotsky!” (En el artículo “Del diario de un publicista).
Después el soviet de Petrogrado nombra a Trotsky como presidente.
Este soviet crea un Comité Militar Revolucionario para preparar la revolución de octubre dirigida principalmente por Trotsky, Volodarsky, Uritsky y Antonov-Ovseienko.
Zinoviev y Kamenev votan en contra de la insurrección.
El propio Stalin reconocerá el papel de Trotsky en la insurrección: “todo el trabajo de organización práctica de la insurrección se realizó bajo la dirección inmediata del camarada Trotsky. Se puede afirmar con total seguridad que el partido está en deuda, en primer y sobre todo, con el camarada Trotsky por la rapidez con que la guarnición se pasó al lado de los soviets y por la forma de organizar el trabajo del Comité Militar Revolucionario” (Pravda, 7 de noviembre de 1918).
Tras el triunfo de la revolución será comisario de Asuntos Exteriores. Los bolcheviques se reúnen con otros partidos socialistas para discutir sobre formar un nuevo gobierno de coalición. Trotsky lo rechaza, Lenin también y dirá en 1917: “En cuanto a la conciliación [con los mencheviques y los eseristas], ni siquiera puedo hablar seriamente de ella. Trotsky ha dicho desde hace tiempo que la unificación es imposible. Trotsky lo ha comprendido, y, desde entonces, no hay mejor bolchevique que él”.

Durante las negociaciones de Brest-Litovsk Trotsky adopta una postura intermedia entre la de Lenin y los comunistas de izquierda (Bujarin…), propone no firmar la paz y desmovilizar al ejército. Stalin considera que “la posición intermedia de Trotsky nos ha demostrado cual puede ser la salida de esta difícil situación”. De esta forma busca una formula transitoria que funcionaría como un puente para que la mayoría llegase a la posición de Lenin.
“Su táctica era justa en la medida que tendía a ganar tiempo, dejo de serlo cuando declaró terminado el estado de guerra sin haber firmado la paz” (Lenin el 8 de marzo de 1918).
En 1918, los eseristas de izquierda proponen al bloque de Bujarin dar un golpe de estado y encarcelar a miembros del gobierno. Bujarin rechaza rotundamente esa propuesta. Más tarde, en el Tercer Proceso de Moscú se acusará a Bujarin de intento de asesinato de Lenin y querer la restauración capitalista.

Durante la guerra civil rusa Trotsky es nombrado Comisario del Pueblo para la Guerra, ahí comenzaran una serie de conflictos en torno a la organización del ejército.
Stalin quiere mayor decisión por parte de los poderes locales: “la falta de un pedazo de papel de Trotsky no me detendrá (…) destituiré sin más formalidades a los comandantes y comisarios que arruinen las cosas”. Surge un conflicto entre los que defienden la guerra de guerrillas en contraposición a un ejército centralizado.
Esta oposición a dicha política militar en concentra sobre todo en el frente sur en el que se encuentran Voroshilov o Minin, apoyados por Stalin. Este último será destituido de Tsaritsyn siendo recogido por Sverdlov en un tren especial.
“Considero que la actitud de Stalin de patrocinar la tendencia de Tsaritsyn es una plaga peligrosa, peor que cualquier traición de especialistas militares” (Trotsky). Lenin, que está de acuerdo con él dirá: “Muéstreme otro hombre capaz de organizar en el término de un año un ejército que es casi un modelo y de ganarse el respeto de los especialistas militares. Nosotros tenemos ese hombre. Lo tenemos todo. Y haremos maravillas”


Con la creación de la Komintern, Trotsky es el encargado de redactar el manifiesto, el objetivo de esta Internacional es, como es lógico, expandir la revolución por todo el mundo. El Ejército Rojo puede ayudar en esa tarea, sin embargo “la intervención militar puede acelerar el desenlace y facilitar la victoria. Pero es indispensable que la revolución haya madurado en las relaciones sociales y en la conciencia política”.
El Ejército Rojo ha salido victorioso de la guerra civil enfrentándose a catorce países extranjeros, al ejército blanco, y a distintos grupos más (Majno, Grigoriev, etc.). La victoria se debe fundamentalmente a las conquistas alcanzadas tras la revolución, como las tierras para los campesinos o el control obrero, que hicieron invencible al ejército.
Durante la guerra civil se pusieron en marcha medidas disciplinarias como el arresto de los familiares de los desertores o la pena capital. Dicha guerra dejaría huella en los periodos posteriores en los que ciertos sectores se acostumbraban a “mandar y obedecer” y a respetar el orden jerárquico automáticamente. El ejército rojo por su parte pierde casi un millón de hombres.
En esta situación Lenin empieza a llamar “sovburg” a ciertos elementos corrompidos en el Estado ya que poco a poco se formarán privilegios dadas las penosas condiciones del país. 

Finalizada la guerra civil, el Partido discute el papel que deben adoptar los sindicatos. Destacan tres plataformas: la de Trotsky y Bujarin, la Oposición Obrera (Kollontai, Shliapnikov…), y la de los Diez (Lenin, Zinoviev, Stalin).
Lenin acusa a Trotsky y a Krestinsky de burocratismo, de hacer  perder tiempo al partido, etc. El tono de las acusaciones es parecido a las de antes de 1917. Lenin gana las votaciones por amplia mayoría.

En 1921 el bolchevique Olminski encuentra en los archivos del Instituto de Historia la carta de Trotsky dirigida al menchevique Chjeidze de 1913 en la que afirma que el “leninismo se fundamenta en la mentira y la falsificación y lleva en sí los gérmenes de su propia descomposición”. Zinoviev y Kamenev se enteran y deciden conservarla para utilizarla posteriormente.

Kamenev le presentará a Lenin una lista del Comité Central sin Trotsky: “tirar por la borda a Trotsky (…) es el colmo de la estupidez. Si usted estima que no estoy desesperadamente idiota ¿Cómo puede ocurrírsele eso?” dice Lenin.
Lenin quiere separar el partido y el Estado: “sin liberar al partido, como tal, de las funciones de gestión y administración directas, es imposible limpiarlo del burocratismo y suprimir el desorden de la economía”.
Trotsky está de acuerdo con combatir a la burocracia y deciden establecer una alianza, aunque Lenin se encontraba enfermo, incapaz de escribir. Dicta una carta a Trotsky para defender el monopolio del comercio exterior en el  Comité Central y sugiere  fortalecer el comercio exterior en los próximos congresos:
“le ruego que se encargue de defender en el próximo pleno nuestro punto de vista  común sobre la necesidad absoluta de mantener y afianzar el monopolio del comercio exterior” (Lenin a Trotsky, 13 de diciembre de 1922).
“Propongo no detenernos  y llevar adelante la ofensiva aprobando la propuesta de plantear en el Congreso del Partido la cuestión del afianzamiento del comercio exterior” (Lenin a Trotsky, 21 de diciembre de 1922).
Stalin se entera de la alianza y prohíbe la llegada de noticias a Lenin sobre política. Kuibishev, desde la Comisión de Control, incluso había sugerido hacer un falso ejemplar de Pravda únicamente para Lenin.
Lenin puede dictar cartas al día durante unos diez minutos y aprovecha para dictar el llamado testamento en el que, entre otras cosas, arremete contra Stalin por, entre otras cosas insultar a su esposa y concentrar un enorme poder, y califica a Trotsky como el hombre más capaz, aunque demasiado preocupado por los asuntos administrativos.
Lenin (inmovilizado) sugiere a Trotsky la defensa de los comunistas georgianos  en el Comité Central ante la mala actuación de Stalin, Dzerzhinsky y Ordzhonikidze (que golpeó a un bolchevique) en Georgia:
“Le rogaría  asumir la defensa del asunto georgiano en el CC del Partido.” (Lenin a Trotsky, 5 de marzo de 1923).
“Sigo con toda el alma su asunto. Estoy indignado por la brutalidad de Orzhonikidze y las indulgencias de Stalin y Dzerzhinsky.” (Carta a bolcheviques georgianos, 6 de marzo de 1923).
“Se entiende que Stalin y Dzerzhinsky son quienes deben ser hechos políticamente responsables de esa campaña nacionalista, de auténtica característica gran rusa” (Lenin, 31 de diciembre de 1922).
Kamenev afirma: “Lenin no se conformará con un arreglo pacífico en Georgia, pretende que se tomen ciertas medidas organizativas en la cumbre” (Izvestia, 1990).
Es decir, expulsar a Stalin de la secretaria general y al Ordzhonikidze del partido.
Trotsky tiene una visión algo diferente: “Estoy en contra de la liquidación de Stalin y la expulsión de Ordzhonikidze. Pero coincido con Lenin en lo esencial: es preciso un cambio radical de la política sobre las nacionalidades (…) embarcarse en la industrialización, establecer en la cumbre un espíritu de cooperación”. (Trotsky, Mi Vida).

Stalin, asentado en la Secretaria General, prepara el XII Congreso de forma que se asegura su control: el secretario de comité de provincia somete a votación una lista cerrada de candidatos a la delegación realizada por él mismo. Las otras listas son fracciones y por tanto están prohibidas desde 1921. Desde 1922 los  secretarios provinciales son elegidos según el Comité Central, que se remite a Stalin y sus hombres. Así se consolida un sistema de nombramientos desde arriba en el que el secretariado designa a la mayoría de los delegados.
En el Congreso Zinoviev afirma “toda crítica de la línea del partido es hoy objetivamente menchevique”.
Trotsky propone liquidar los órganos inútiles y reducir personal.  En 1920, el Consejo Nacional de Economía  multiplica sus direcciones. En Moscú se encuentran más de 200.000 funcionarios. La burocratización es palpable y cada vez va en aumento.
Entonces se conforma la troika (1924) formada por Stalin, Zinoviev y Kamenev.
Estos dos últimos creen equívocamente que el Politburó (y no la secretaria) es el órgano decisivo.

Tras la muerte de Lenin, su mujer enviará a los pocos dias una carta a Trotsky diciendole lo siguiente: "Querido Leon Davidovich: Le escribo a usted para comunicarle que Vladimir Ilitch se puso a leer su libro un mes antes de morir, y lo dejó en el pasaje en que traza usted la fisonomía de Marx y de Lenin. Me pidió que volviese a leerle estas páginas, y, después de escuchar la lectura atentamente, él mismo quiso tomar en la mano el libro y volverlas a repasar. Otra cosa quería decirle, y es que las relaciones que unieron a Vladimir Ilitch con usted desde el día en que se presentó en Londres, viniendo de Siberia, no cambiaron un punto hasta la hora de su muerte. Le deseo a usted, Leon Davidovich, fuerzas y salud. Un fuerte abrazo. N. Krupskaia." 

Asi, la version estalinista de las relaciones entre Lenin y Trotsky como dos hombres enfrentados en el partido de forma casi permanente, resulta ser a todas luces, falsa. Tras su llegada a Londres en 1902 Lenin dijo de él cosas como: "Es un hombre con una capacidad  incuestionable, con un convencimiento, energía y compromiso fuera de la media". Claro esta que, a partir del II Congreso y la escisión, Lenin se encontrara molesto por su ya mencionado conciliacionismo.
 
Trotsky decide luchar por una democratización de partido, la industrialización y la planificación económica. Denuncia la “burocratización del aparato que ha alcanzado proporciones inauditas con los métodos de selección utilizados por la secretaría”.
La secretaría general (Stalin y su equipo) designa a quien quiere y donde quiere.
En consecuencia, 46 cuadros el partido exponen sus quejas en una carta al comité central  en la que denuncian el sistema de nombramientos y la dictadura de una fracción en el partido.
A partir de la postura de Trotsky y los Cuarenta y Seis nace la Oposición de Izquierda.
“Hay otro Politburó en el Politburó y otro Comité Central en el Comité Central” dice Trotsky denunciando a la fracción dirigente que se reúne clandestinamente antes de los encuentros oficiales (el Septeto).
En las votaciones de las células del partido, la Oposición cosecha en Moscú una victoria de 40 células sobre 72, la mayoría en el Ejército y la GPU, en las minas de Yuzovka (en la que se encontraba Nikita Kruschev), en Ivanovo-Voznesensk, en Riazan, Penza, Kaluga, Simbirsk y Cheliabinsk. Sin embargo, la troika manipula los resultados destituyendo a quien quiere publicar los datos reales y destituyendo a otro (un tal Yujak) por comunicárselo a Trotsky. En esta situación, el bolchevique que dirigió el asalto al Palacio de Invierno, Antonov-Ovseienko, y  Nikolai Muralov, que comandaba la guarnición militar de Moscú, proponen a Trotsky utilizar el ejército para arrestar al grupo de Stalin en el comité central. Trotsky rechaza semejante acción.
En 1957 el miembro del Politburó Mikoyan dirá: “en 1923, Trotsky propuso la consigna de la democracia en el partido y se dirigió a la juventud. Cosechó muchos votos entre la juventud estudiantil y existió el riesgo de que llegase a tomar la dirección del partido”.
Con Lenin muerto y a través de la llamada “Promoción Lenin”, se inicia una campaña de reclutamiento masivo en la que se afilian 240 mil nuevos miembros al partido, la mayoría sin formación política.
No cabe duda de que Lenin se hubiera opuesto a esta promoción ya que aparte de ser una maniobra contra la oposición a la que se habría adherido, en uno de sus libros advirtió: “Tememos ampliar excesivamente el Partido, porque los arribistas y truhanes, que no merecen más que ser fusilados, tienden inevitablemente a infiltrarse en el partido gobernante. La última vez que abrimos de par en par las puertas del Partido - sólo para los obreros y campesinos -,fue en los días (invierno de 1919) en que Yudénich estaba a algunas verstas de Petrogrado y Denikin en Oriol (a unas trescientas cincuenta verstas de Moscú), es decir, cuando la República Soviética se veía ante un peligro terrible, ante un peligro mortal, y los aventureros, los arribistas, truhanes y, en general, los elementos inestables no podían contar con hacer una carrera ventajosa (sino más bien con la horca y las torturas) de adherirse a los comunistas.”(Lenin, La enfermedad infantil del ‘izquierdismo’ en el comunismo).

Trotsky publica el artículo Lecciones de Octubre en septiembre de 1924, a la Troika le molesta, pues se pone de relieve el rechazo a la insurrección por parte de Zinoviev y Kámenev y a Stalin apenas se le cita. En consecuencia Kámenev denuncia el texto y publica otro llamado “Leninismo o trotskismo” en el que se reabren antiguas disputas entre Lenin y él, llamándolo también “elemento conductor de la pequeña burguesía”.
Zinoviev habla en términos similares y Stalin más de lo mismo (“el trotskismo es una variante del menchevismo (…) la revolución permanente es una variante del menchevismo”etc). Kámenev aprovecha la carta de Trotsky al menchevique Chejidze en 1913 y la publica en el periódico Pravda… en diciembre de 1924. La Troika de esta forma vincula los debates pasados entre Lenin y Trotsky con cuestiones del presente de forma descontextualizada y selectiva con fórmulas sencillas y fáciles de aprender y repetir. Cuando Zinoviev se pase a la Oposición con Trotsky dirá: “se trataba de una lucha por el poder. El truco era unir antiguos desacuerdos con nuevas cuestiones. Para ese objetivo se inventó el trotskismo”.
Bujarin  por su parte dirá que la revolución permanente “subestima al campesinado”.
Stalin afirma en que “tenemos todo lo necesario para construir la sociedad socialista integral”, modificando sus anteriores concepciones. Esta teoría (socialismo en un solo país) se irá adoptando a partir de 1924 y servirá de cobertura ideológica a los “apparatchiks” del estado y del partido para conseguir estabilidad y desentenderse de cualquier proyecto de “revolución mundial”. 

En 1925, el comunista estadounidense Max Eastman publica el libro “Since Lenin Died” en el que se refiere al ocultamiento del Testamento de Lenin. El testamento (compuesto por una serie de cartas dictadas), solo se había leído en las delegaciones del XIII Congreso. Stalin presiona a Trotsky para que denuncie el texto de Eastman, este último dirá que no existe tal testamento (que en sentido estricto es cierto). Stalin dice la Molotov “con su respuesta la libro de Eastman, Trotsky (…) se ha escapado”, ya que pretendía de Trotsky una respuesta más contundente y que condenara el texto.
Zinoviev y Kamenev rompen con Stalin y se pasan a la Oposición ante la política de enriquecimiento del campesinado. “Somos contrarios a la creación de la teoría del guía, a la fabricación de un guía” (Kamenev).
En la fábrica Putilov se producen enfrentamientos entre los partidarios de Zinoviev y del Comité Central. “No he visto nada parecido desde las jornadas de octubre de 1917” (Kírov).
Stalin sigue con sus maniobras y crea una sección secreta (Trotsky ni siquiera la conocía) dentro del comité central dirigida por Tovstuja, llamada “sección especial” en 1934 al mando de Poskrebishev. De esta forma Stalin y su grupo dirigen todo el aparato del partido a instancia de los órganos oficiales de toma de decisiones.
Además, para combatir a la Oposición Unificada, inicia una provocación policial con la GPU: infiltra a un antiguo oficial del contrarrevolucionario Piotr Wrangel en la oposición y después lo denuncia. De esta forma se pretende relacionar a la Oposición con la contrarrevolución.
Otra táctica: en las intervenciones de la Oposición se colocan grupos de alborotadores que abuchean y silban hasta que el oposicionista abandona su lugar, e incluso se llega directamente a lanzar objetos.
En 1927 Trotsky es expulsado del CC. Más tarde el bolchevique Adolf Joffe se suicida con su revólver y dejara una carta para Trotsky, dándole la razón.
Ante las exigencias de Stalin, Zinoviev y Kamenev deciden capitular y renuncian a sus propias ideas (aun así serán fusilados). Trotsky se niega ya que quiere reemplazar a la dirección del partido tras los desastres en China con el Kuomintang.

¿Por qué pudo Stalin y el aparato del partido vencer a Trotsky y a la oposición de izquierda? El propio Stalin da la respuesta: “¿Por qué hemos vencido a Trotsky y a los demás? Se sabe que, después de Lenin, Trotsky era el hombre más popular en nuestro país. Bujarin, Zinoviev, Rikov y Tomsky eran populares. En aquel tiempo, Molotov, Voroshilov, Kalinin y yo éramos poco conocidos (…). Pero los cuadros medios, que explicaban a las masas nuestras posiciones, nos sostenían. Y Trotsky no prestaba ninguna atención a esos cuadros” (Palabras de Stalin a Georgui Dimitrov recogidas en su diario).
En 1928 se anuncia el exilio de Trotsky a Alma-Ata. La GPU envía a los oposicionistas a Siberia; en Moscú el 36% son obreros, en Leningrado, lo son el 68%, en Ucrania el 66%.
Trotsky expone su análisis: existe peligro de restauración capitalista en la URSS debido a las presiones de los campesinos acomodados. La derecha del partido (Bujarin…) incrementa el riesgo.  La oposición propone girar hacia el socialismo. La dirección del partido se sitúa en el centro oscilando entre una posición y otra, es por lo tanto “centrista”.